sábado, 8 de febrero de 2020

Rosca Gallega de Anís y Azafrán

imprimir página

Lo primero, agradeceros que sigáis por aquí 💖🙏
Se que llevo tiempo desaparecida por las redes y espero que podáis perdonarme.
A veces la vida no te lo pone nada fácil. Lo intentas, pero o no llegas a todo, o simplemente las ganas y el ánimo, brillan por su ausencia.
Ha sido duro recuperarse de dos lesiones ( y lo que queda)...
Pero lo peor, ha sido ver como esa maldita enfermedad que llega sin ser llamada, que se lleva lo mejor de nuestras vidas iba apagando poco a poco su luz... Tener que despedirme de mi abuelo, mi padre... Aunque sé que estará siempre conmigo.


Nunca olvidaré su eterna sonrisa, pese al dolor... su fuerza y su lucha incansable, hasta el final.
El me ha enseñado que merece la pena, no tirar la toalla...

Y por él, os traigo esta maravilla de pan.
Uno de sus dulces favoritos...
Rosca Gallega de Anís y Azafrán. La receta que os traigo hoy es típica de mi Tierra, Galicia. Aquí se come en todas las fiestas, celebraciones... Y casi cualquier día...😋 Si, nos gusta comer😅

Es super fácil de hacer y os va sorprender ese saborcito a azafrán... Además del olorcito que se os quedará en casa... Es una maravilla, tenéis que animaros!

Os dejo con la receta...

Ingredientes:

  • 180 ml de leche
  • 50 gr de licor de anís
  • 80 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla
  • 400 gr de harina de fuerza
  • 1 huevo L
  • 1 yema
  • 7 gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azafrán en hebras, o molido
  • 1 pizca de sal
Preparación:
  • Calentamos la leche con el azafrán, no es necesario que llegue a ebullición, retiramos y reservamos. Cuando la leche se haya templado, deshacemos en ella la levadura.
  • En el bol de la amasadora colocamos todos los ingredientes secos, añadimos el anís, la leche y los huevos y comenzamos a  amasar a velocidad baja hasta que todo esté bien integrado.
  • Agregamos la sal y seguimos amasando, a media velocidad hasta que la masa se despegue se las paredes del bol y el gluten empiece a desarrollarse. Nos llevará unos 10 minutos.
  • Nos falta añadir la mantequilla, lo haremos sin dejar de amasar y trocito a trocito. Cuando el primero se haya integrado, añadimos el siguiente. En total el amasado final serán otros 13-15 minutos más.
  • Con las manos, damos forma de bola a la masa, tapamos el bol con film transparente y dejamos a temperatura ambiente durante al menos un par de horas, para que la levadura empiece a activarse. Guardamos la masa en la nevera hasta la mañana siguiente.




  • Al día siguiente, sacamos la masa de la nevera y volcamos sobre una superficie enharinada. Dividimos en dos trozos iguales y boleamos cada uno de ellos. Con los dedos hacemos un agujero en el centro de cada uno y con mucho cuidado, vamos estirando hasta formar un rosco.
  • Colocamos ambos en una bandeja de horno perforada, tapamos y dejamos levar hasta que doblen su volumen. A mi me llevó unas 3 horas.

  • Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  • Una vez fermentadas las roscas, pintamos con una mezcla de huevo, leche y sal. Espolvoreamos con azúcar y llevamos al horno durante 20-22 minutos, hasta que la superficie se haya dorado.
  • Sacamos del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.







2 comentarios:

  1. El colorcito del azafrán genial.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  2. Se que él, sigue sonriendo a la Meiga. Su Meiga.
    Mi más sentido pésame Tara.

    ResponderEliminar